CRIMEN Y CASTIGO Fedor Dostoyevski

Para Stefan Zweig: se producen dos sentimientos ante Dostoyevski. El primero es terror y el segundo grandeza. Existen hombres cuyo destino es más grande que su fuerza. Existen otros que por el contrario superan su destino. Unos pocos lo igualan, es decir, su fuerza y su destino son en gran medida maravillosos y terribles. Pero debemos entender que maravilloso no puede ser sinónimo de fantástico, ni terrible (entendido como lo horrible). Puede ser simplemente normal, y normal puede traducirse como real, como un fatal entender que así es la vida misma.

VOLVER