El mago de Oz

Esta maravillosa obra escrita para el público infantil, tiene la importancia de ser una de las primeras en reflejar con sus personajes el estilo de vida norteamericana, acostumbrada a recibir permanentes influencias de la literatura europea.

Se trata de una obra que, aunque inspirada para ser presentada a los niños, brinda a los mayores altas dosis de ensoñación al lograr resaltar los valores que debe conservar la sociedad para alcanzar sus fines, pues entre otros valores rescata la lealtad y la ternura como ingredientes de la convivencia humana.

El libro se interpreta como una pieza integral en el macrocosmos de la fantasía. Ha sido traducido a los más importantes idiomas al considerarlo de los más representativos en el género. Obras musicales, películas y otros libros, se han basado en la motivante historia que revindica lo más preciado de la ensoñación.

VOLVER